Anuncios
El Motín

Manny Pacquiao derriba tres veces a Lucas Matthysse; recupera título Welter OMB

ESPN

El legendario boxeador filipino Manny Pacquiao derribó tres veces y noqueó en siete rounds al argentino Lucas Matthysse y a sus 39 años de edad, se consagró como el nuevo campeón Welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en el evento estelar en la Axiata Arena de Kuala Lumpur, Malasia.

Pacquiao, quien no noqueaba desde 2009, salió triunfante en la primera gran cartelera en Malasia desde que Muhammad Ali venció a Joe Bugner en 1975 por los títulos de peso Pesado de la AMB y Consejo Mundial de Boxeo.

Matthysse cayó en los round tres, cinco y siete antes de no poder continuar en ese fatídico capítulo.

Al finalizar la batalla, Pacquiao (60-7-2, 39 KOs) no confirmó su regreso al ring en lo que resta del año y se dijo sorprendido por el nocaut.

“Estoy sorprendido. Matthysse es un peleador muy duro, pero trabajé muy fuerte para ganar esta pelea”, aseguró el “Pacman”. “No sabemos si vamos a volver a pelear en lo que queda del año, lo único que quiero es regresar a Filipinas y celebrar con mi gente”.

La derrota dejó a Matthysse (39-5, 36 KOs) sin campeonato y con dudas sobre su permanencia en el boxeo.

“Pacquiao es un gran peleador, es un gran campeón. A veces se gana, a veces se pierden, hoy me tocó perder con un gran campeón”, dijo el ahora ex monarca de 35 años. “Vamos a pensar ahora si seguimos en el boxeo”.

Desde el primer instante, Matthysse intentó con la mano derecha en forma de volado, pero el filipino lanzó el 1-2 como acostumbra y también atacó a las zonas blandas con mucha velocidad.

El primer capítulo fue para Pacquiao, pero Lucas aguardaba con la derecha. En el arranque del segundo, la derecha del argentino hizo su trabajo y llegó al rostro de Pacquiao, quien con menos movimiento que en otras peleas, fue más selectivo con los puños, pero cuando pudo, los metió con fuerza, principalmente un gancho por encima del jab de Lucas que lastimó al campeón.

En el tercero, Lucas salió más ofensivo, pero sólo hizo enojar a Pacquiao, quien le metió una fuerte combinación para enviarle a la lona. Matthysse se levantó un poco sorprendido y en la reanudación, fue el astro asiático por él en busca del nocaut, pero el argentino aguantó bien hasta acabar el round.

Pacquiao empezó a contragolpear en el cuarto asalto, cuando Matthysse comenzó a soltar más los puños y apenas pudo, cambió el ritmo de la pelea, porque terminó entrando, metiendo las manos y saliendo, evitando la contra de “La Máquina”, que no daba crédito a lo que sucedía en el ring.

Con la derecha por delante, Manny dominó a Lucas en el quinto con ese boxeo centelleante que le dio grandes triunfos hace algunos años. Matthysse intentó y conectó fuerte a Pacquiao, pero hacia el final del round, con un gancho de derecha no tan sólido, el asiático mandó de nuevo a la lona al argentino.

Agobiado por la velocidad, el boxeo y la resistencia enemiga, Matthysse metió un golpe bajo al “Pacman” que fue muy protestado en el inicio del sexto, luego, el argentino salió a fajarse con Pacquiao, pero hasta ahí, el filipino fue mejor, porque tiró más combinaciones a pesar de plantarse al intercambio.

Nublado en sus ideas, Matthysse fue incapaz de dar un golpe de timón para cambiar el destino de la batalla, pues Manny manejó bien los hilos de la batalla que se desarrollaba a su ritmo hasta el séptimo episodio, fatídico round en el que el argentino visitó la lona una vez más tras un upper, esta vez ya sin capacidad para responder, lo que decretó la victoria del filipino.

Anuncios