Anuncios
El Motín

Rescatados cuatro niños de la cueva de Tailandia

ABC

Las autoridades tailandesas han confirmado hasta ahora el rescate de cuatro de los doce niños atrapados junto a un adulto desde hace más de dos semanas en una cueva en el norte de Tailandia, que han sido trasladados al hospital de Chiang Rai.

Así lo ha asegurado este domingo el hasta ahora gobernador de la provincia y portavoz oficial del equipo de rescate, Narongsak Ossottanakorn, que no precisó el estado de salud de los rescatados ni sus nombres o edad. En todo caso, la misión «ha sido más exitosa de lo que esperábamos», celebró.

Algunas fuentes habían asegurado que había seis rescatados, pero la cifra confirmada es cuatro.

Las labores de recate quedan ahora interrumpidas hasta el lunes y se reanudarán en un plazo de entre 10 y 24 horas, anunció. El motivo es que la necesidad de los equipos de salvamento de reponer las bombonas de aire comprimido que han ido colocando a lo largo del recorrido hasta el punto donde fueron localizados el pasado lunes los miembros del equipo de fútbol y su entrenador, así como para evaluar la próxima fase del rescate.

Entre tanto, en la zona ha arreciado la lluvia monzónica, hasta convertirse en una espectacular tromba que podría hacer subir el nivel de las aguas dentro de la cueva y complicar este lunes el rescate de los que siguen atrapados.

Han salido los más fuertes
En el interior de la gruta, a unos cuatro kilómetros de la entrada, continúan después de quince días los otros nueve atrapados. Por ahora se ha sacado a los más fuertes, según las autoridades tailandesas. Se trata de hacer salir a los que se encuentran en mejor estado para empezar con buen pie el rescate.

En esta primera fase del rescate han participado 18 buzos, cinco tailandeses y trece extrajeros. Comenzó a las diez de la mañana (cinco de la madrugada, hora peninsular española) y se ha desarrollado más rápido que la previsión anunciada esta mañana por las autoridades.

Se trata de una operación arriesgada, ya que los atrapados han de recorrer durante más de cinco horas un oscuro laberinto de grutas bajo el suelo tailandés. Algunos de estos pasadizos solo tienen un metro de ancho. Además, deben pasar por una peligrosa cavidad inundada de solo 72 centímetros de ancho por 38 de alto que, al parecer, está anegada.

Anuncios