Anuncios
El Motín

¿Comete Trump errores en sus tuits intencionalmente? Expertos creen que sí

RT

Twitter es el instrumento favorito de Donald Trump para divulgar noticias y sus opiniones personales. Pero los mensajes que publica no son impecables, y no es raro ver cómo a veces contienen errores gramaticales. Varios expertos revelan la razón detrás de estas equivocaciones del mandatario norteamericano, que podrían ser intencionales, según el periódico The Boston Globe.

Martha Brockenbrough, fundadora de la Sociedad para la Promoción de la Buena Gramática, opina que el descuido del presidente por el inglés estándar respalda la imagen pública que se ha creado para Trump: que el inquilino de la Casa Blanca es un hombre del pueblo, a pesar de su millonaria fortuna. “Las convenciones gramaticales tienden a ser elitistas y siempre lo han sido”, anota Brockenbrough.

Si la conversación política se centra en los errores que comete Trump al escribir, eso apoya la narrativa de que las élites “no entienden a los estadounidenses comunes y corrientes, que realizan fallos ortográficos”, apunta Stephen Farnsworth, profesor de ciencias políticas en la Universidad Mary Washington de Virginia.

Por su parte, Langdon Hammer, presidente del departamento de inglés de la Universidad de Yale razona que ese particular estilo de Trump es lo que le permite “hablar de forma vaga, confundir, insinuar, inflamar e intimidar”.

El equipo que crea los tuits de Trump

Además, el diario informa que el mandatario dispone de un equipo que le escribe sus publicaciones en Twitter. The Boston Globe cita a dos personas familiarizadas con el proceso, que afirman que los borradores de los tuits que son propuestos al presidente emplean intencionalmente una “gramática sospechosa y sintaxis entrecortada” para imitar el estilo de Trump.

Otros de los recursos que utilizarían estos empleados sería la sobreutilización del signo de exclamación, escribir en letras mayúsculas palabras aleatorias para enfatizar y romper el texto en fragmentos, entre otros.

Al mismo tiempo, aunque los miembros de este equipo usan conscientemente una gramática pobre, no escriben mal a propósito palabras o nombres.

Según las fuentes del rotativo, cuando un empleado de la Casa Blanca quiere que Trump haga un tuit sobre un tema, el funcionario envía un memorando al presidente que incluye tres o cuatro ejemplos de mensaje para que este elija la variante que más le gusta.

The Boston Globe anota que el equipo de Trump se ha vuelto tan hábil replicando su tono, que las personas que siguen de cerca sus publicaciones de Twitter afirman que cada vez es más difícil discernir cuáles realmente fueron concebidas por Trump y cuáles fueron inventadas por su equipo de comunicación.

Anuncios