El Motín

Trabajaba en un cementerio y hoy es una cotizada modelo

El Diario

Beatriz Rosa es una de las modelos más importantes del momento. Ya participó de los desfiles de la fashion week de Sao Paulo, Brasil, y se convirtió en la historia más contada de la temporada. Es que la historia de la modelo de 18 años huye completamente del guión. A diferencia de sus colegas que fueron descubiertas en el shopping o en la puerta del colegio, ella fue “encontrada” en un cementerio en Jacareí, su ciudad natal, mientras ayudaba a sus padres en la manutención de las tumbas.

Es una historia, por lo menos, curiosa. Quien vio potencial en la nueva cara brasileña fue una señora que pasaba por el cementerio y la señaló a su hermana, que es fotógrafa.

“El trabajo en el cementerio es como cualquier otro. Trabajo para ayudar a mis padres y también comprar mis cosas. Nunca tuve miedo. Desde pequeña, ellos me enseñaron que era el ciclo de vida, así que aprendí a respetar mucho a las personas sepultadas allí. Siempre he visto como algo normal”, contó la modelo a O Globo.

Con una altura de 1.62 metros (baja para los patrones de pasarela), la modelo cerró contratos con la agencia Ford y ya tiene varios clientes que quieren trabajar con ella. El que llevó a Beatriz hasta la agencia fue el programa de televisión “Más usted”, que ayudó a la muchacha a realizar su sueño.

“Todavía no me la creo. A veces, paro y pienso: “¿Esto está sucediendo?”. Era mi deseo, pero no creía que fuera a conseguir por vivir en el interior. Espero concretar mis sueños: empezar la universidad y ayudar a mi familia, que es mi base”.