Anuncios
El Motín

5 cosas a las que estar atentos en la histórica cumbre entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y del Sur, Moon Jae-in

BBC

Será la primera vez para Kim Jong-un, pero también para el resto del mundo.

El líder de Corea del Norte se reúne este viernes con el presidente del Sur, Moon Jae-in, y el encuentro será retransmitido por televisión.

Es la primera vez que se verá a Kim, que lleva años acaparando titulares desde su hermético país, en una situación parecida. Recientemente, el líder norcoreano se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, pero esas conversaciones fueron secretas y no se informó sobre ellas hasta que terminaron.

Este crucial encuentro será el primero de alto nivel entre líderes de ambas Coreas en más de una década y hay mucho en juego.

Tras un año de crecientes tensiones, las aguas en la península coreana se han calmado y se comienza a hablar de desnuclearización o un acuerdo de paz que ponga fin oficial al conflicto bélico que enfrentó a las Coreas y que acabó en 1953 con un alto el fuego.

La situación, no obstante, es difícil. Aquí te contamos algunas de las cosas que esperar de esta crucial cita:

raya

1- Kim cruza al Sur

Aunque no sea la primera reunión de líderes de ambas Coreas desde la guerra en la península, sí será la primera vez que el líder norcoreano cruza al Sur.

Kim sigue los pasos de su padre. Kim Jong-il se reunió con los presidentes del Sur en dos ocasiones: primero con Kim Dae-jung en el año 2000 y luego con Roh Moo-hyun en 2007, y ambos encuentros se celebraron en Pyongyang.

En esta ocasión, se espera que a las 9.30 hora local (00.30 GMT) Kim Jong-un acuda a la militarizada frontera intercoreana y cruce a pie la línea de demarcación que divide ambos países.

Soldado surcoreano en la zona desmilitarizada que divide a las dos Coreas.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa llamada zona desmilitarizada divida a las dos Coreas y, pese a su nombre, es uno de los lugares más militarizados del mundo.

Allí estará esperándole el presidente Moon Jae-in y ambos serán escoltados por una guarnición de honor hasta la llamada “Casa de la Paz”, el pabellón donde se celebrará la cumbre en el lado surcoreano de esa parte de la frontera.

Las conversaciones formales darán comienzo una hora después, a las 10.30 hora local (01.30 GMT), según informó el Sur. Ambos comerán por separado y plantarán un árbol de forma simbólica, para luego continuar con las discusiones.

2- La hermana

En el equipo que acompañará al joven líder norcoreano destaca su hermana, Kim Yo-jong.

Kim Yo-jong ostenta el cargo de directora de propaganda y en el último año ha tenido un papel destacado en la agenda política del régimen.

Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionKim Yo-jong en su visita a Corea del Sur como parte de la delegación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Ella fue la encargada de viajar a Corea del Sur el pasado mes de febrero durante los Juegos Olímpicos de Invierno con el objetivo de allanar el terreno para que esta cumbre de líderes pudiera celebrarse.

El presidente surcoreano celebrará una cena en honor a Kim el viernes y pese a que se conocen hasta los detalles del menú, la presencia de las esposas de los líderes es aún una incógnita.

3- Armas nucleares

La desnuclearización de Corea del Norte será una de las cuestiones más importantes encima de la mesa.

Desde 2006, Pyongyang ha llevado a cabo seis pruebas nucleares, la última y más potente el pasado mes de septiembre. Poco después, el régimen norcoreano declaró que había completado sus objetivos en materia nuclear.

gráfico.

Kim Jong-un ha mostrado su disposición a hablar de la desnuclearización, pero analistas se muestran escépticos de que eso vaya a producirse.

“Creo que este será un buen encuentro para ambos líderes. Pero en términos de si llevará a la desnuclearización, no lo tengo tan claro”, señaló James Kim, director del Instituto Asan de Estudios de Políticas, a la periodista de la BBC en Asia Virginia Harrison.

La semana pasada, el líder norcoreano anunció la suspensión de pruebas nucleares y balísticas y el cierre del centro de tests nucleares en el norte del país, que quedó seriamente dañado tras la prueba de septiembre.

No obstante, los expertos consideran esa declaración una oferta simbólica, que puede ser revocada en cualquier momento, y que muestra a un país seguro y confiado más que otra cosa: la simple confirmación de que el Norte no necesita llevar a cabo más pruebas.

Como moneda de cambio, el presidente surcoreano ha hecho mención al complejo Kaesong, un inusual punto de cooperación entre las Coreas donde son empleados miles de trabajadores norcoreanos por fábricas surcoreanas.

El complejo fue cerrado en 2016 por parte de Seúl, bajo el argumento de que el Norte se estaba apropiando del sueldo que se le daba a los empleados norcoreanos para invertirlo en su programa nuclear, y Moon ha dicho que está dispuesto a reabrirlo si se produce algún progreso hacia la desnuclearización.

4- ¿Acuerdo de Paz?

Otro de los puntos destacados por parte de Seúl es la posibilidad de establecer una paz permanente entre ambas Coreas.

Seúl y Pyongyang siguen técnicamente en guerra, pues el conflicto que libraron acabó en 1953 con un alto el fuego, pero no un acuerdo de paz formal.

“Las esperanzas de Moon para esta cumbre están claras”, señala Harrison.

El presidente surcoreano ha considerado que “se debe buscar” un acuerdo de paz entre las Coreas para poner fin al conflicto que comenzó en 1950.

El armisticio que puso fin a la contienda fue firmado por Corea del Norte, sus aliados chinos en la guerra y el mando de la ONU encabezado por Estados Unidos (que apoyó al Sur).

El presidente surcoreano Moon Jae-InDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMoon ya participó en los esfuerzos de otros gobiernos surcoreanos para acercarse al Norte.

En un acuerdo formal, las partes implicadas en el conflicto deberían participar, pero también se baraja la posibilidad de que se produzca un pacto intercoreano.

“No hay ninguna duda que Moon quiere que la reconciliación sea parte de su legado”, señaló a la BBC Ji-Young Lee, profesor asistente de la escuela de servicio internacional de la Universidad Americana en Washington.

Entre otras cuestiones, también podrán salir a relucir los encuentros entre familias coreanas separadas por el conflicto, que llevan suspendidos desde 2015.

5- El Twitter de Trump

El presidente Donald Trump será una de las figuras a tener en cuenta el viernes… pese a que no participe de manera directa en esta cumbre.

El mandatario seguirá de cerca lo que ocurra en la península coreana y, según informó el Sur este jueves, el presidente Moon le telefoneará nada más acabar el encuentro con Kim Jong-un para ponerle al día.

Se espera que Trump, aficionado a compartir sus opiniones mediante Twitter, se reúna con el propio Kim a finales de mayo o principios de junio, si bien de momento se desconoce la fecha o el lugar exacto en el que se podrá producir dicho encuentro.

En ese sentido, la cumbre entre las dos Coreas puede ser determinante: tanto para saber las propuestas reales de Corea del Norte como para avanzar -o no- en los posibles acuerdos en los que trabajan Washington y Pyongyang.

Mientras que el encuentro entre Kim y Moon será el primero entre líderes de ambas Coreas en once años, el de Kim con Trump será el primero en la historia entre un presidente estadounidense en el cargo y un líder norcoreano.

Según el experto del Instituto Asan, Corea del Norte ve su acercamiento al Sur como “la única manera de hacer que Washington hable con ellos” en cuestiones como las sanciones que pesan sobre el hermético país, a causa de sus numerosas pruebas nucleares y de misiles.

El profesor Lee de la Universidad Americana (Estados Unidos) considera por su parte que el líder norcoreano quiere ser tratado como un líder “igual a los estadounidenses”.

“Tendemos a pensar que los dictadores pueden hacer lo que sea, pero en realidad está bajo una enorme presión. Debe preocuparse por su propia legitimación en Corea del Norte”.

Anuncios