Anuncios
El Motín

Estudio revela programas protección social pueden ayudar a mitigar impacto de desastres entre la población

Fuente externa

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y Oxford Policy Management (OPM) concluyen en un estudio que el Sistema de Protección Social Dominicano tiene un potencial importante para contribuir con las necesidades de la población afectada en situaciones de desastres y emergencias.
El informe “Protección social reactiva frente a emergencias en América Latina y el Caribe” establece que República Dominicana se encuentra altamente expuesta a choques de diferentes tipos, desde fenómenos naturales como tormentas, inundaciones, sismos y sequías; epidemias como el virus del zika y el cólera, hasta vulnerabilidad económica. El reporte indica que si bien el sistema de protección social no-contributiva no ha sido diseñado para responder a emergencias, el mismo presenta un potencial importante para cumplir un rol efectivo en tales respuestas.
Los resultados del informe fueron dados a conocer por Francesca Deceglie, asesora en Protección Social de la Oficina Regional del PMA, en el taller-conversatorio “Protección Social ante Emergencias en República Dominicana”, organizado por la entidad junto a la Vicepresidencia de la República, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y Comedores Económicos del Estado Dominicano (CEED).
El trabajo de investigación subraya, además, que el fortalecimiento de los programas de transferencias monetarias condicionadas, la focalización del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben) y su Índice de Vulnerabilidad ante Choques Climáticos (IVACC) representan una plataforma robusta sobre la cual construir un método flexible que pueda responder ante emergencias.
Entre las recomendaciones a las entidades dominicanas están focalizar y mejorar los procesos de asistencia; reducir la fragmentación del sistema de protección social y crear vínculos más fuertes de este con la Defensa Civil, el COE y otros actores involucrados en emergencias. En cuanto a la protección social el estudio sugirió crear una estrategia integral que incluya asistencia en especie durante la primera fase de respuesta, y luego o de modo combinado, la expansión de los programas de transferencias monetarias condicionadas.
Fortalecer la integralidad, coordinación y coherencia de los programas es a la vez fundamental para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (ODS 2- Hambre Cero) en República Dominicana, tal como se evidencia en la recientemente lanzada Hoja de Ruta Nacional para alcanzar el Hambre Cero. Una República Dominicana sin Hambre no es posible sin fortalecer la resiliencia de la población ante  los impactos de la naturaleza y los programas de protección social son una herramienta fundamental.
Inicio de los trabajos
El encuentro, encabezado por la directora general del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), Altagracia Suriel, en representación de la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, da seguimiento al Seminario Regional sobre Protección Social Reactiva ante Emergencias realizado en Perú en octubre de 2017, en coordinación entre el PMA y el Gobierno de esa nación.
Altagracia Suriel manifestó que el incremento de los efectos del cambio climático representa un gran compromiso para el Estado como responsable de llevar protección a los sectores más vulnerables.
“Tenemos que reducir el dolor de los pobres que son los que más sufren las consecuencias de los choques climáticos y de los desastres.  Los pobres son los que tienen que dejar sus hogares, a los que las goteras les caen en medio de la cama, los que pierden los medios de vida, los que sufren hambre, los que pasan las calamidades que no pasamos la clase media”.
Anuncios