El Motín

Puigdemont sale de la cárcel alemana tras el pago de la fianza

El País

Diez minutos antes de las dos de la tarde, el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha cruzado la puerta de la prisión de Neumünster para celebrar su liberación ante los periodistas. Acompañado por su abogado alemán, Puigdemont leyó un comunicado en alemán y en inglés y no admitió preguntas.

El expresidente ha pasado doce días encerrado en esta cárcel del norte de Alemania y ha salido en libertad bajo el pago de una fianza de 75.000 euros, después de que la Audiencia territorial de Schlewsig Holstein considerara que no se cumplen los requisitos según la ley alemana para un delito de rebelión, por el que sí está procesado en España.

En su alocución, el líder independentista pidió la liberación de sus compañeros encarcelados y consideró “una vergüenza que haya prisioneros políticos”. Y añadió: “el tiempo del diálogo ha llegado”, ha valorado Puigdemont, que ha asegurado que ha confiado siempre en la justicia europea, de la que ha destacado su compromiso con los derechos humanos y la separación de poderes.

Puigdemont había sido puesto en libertad a las 11.14 de la mañana de este viernes, según informó la Fiscalía de Schleswig Holstein en un comunicado. El expresidente ha comunicado también a la Fiscalía cuál será a partir de ahora su residencia, sin que de momento haya trascendido de qué lugar se trata. Püigdemont ha presentado así mismo una fianza de 75.000 euros para poder quedar en libertad mientras se tramita su posible extradición por malversación de fondos, el otro delito por el que se encuentra procesado.

“Pedimos diálogo en los últimos años y solo hemos recibido una respuesta violenta y represiva. Es hora de hacer política”, ha dicho. Puigdemont permanecía en prisión desde que el pasado 26 de marzo fuese detenido al intentar cruzar en coche por Alemania para regresar a Bélgica, donde había establecido su residencia para huir de la justicia española.

El expresidente fue arrestado en respuesta a una euroorden de detención dictada por el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena, quien en un auto de procesamiento atribuía a Puigdemont los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos.

Sin embargo, el tribunal alemán ha rechazado que exista delito de rebelión, aunque seguirá el procedimiento de la extradición en base al delito de malversación de fondos públicos.

La misma corte dictó el jueves la puesta en libertad de Puigdemont bajo fianza de 75.000 euros, que según la defensa de Puigdemont se transfirieron a la autoridad en la noche de este jueves y que el tribunal ha recibido este viernes.