El Motín

Las inmigraciones

El último libro que escribió Samuel P. Huntington, ¿Quiénes somos?: Los desafíos a la identidad nacional “americana” (Who Are We: The Challenges to America’s National Identity), fue publicado en mayo del 2004.

Creo que luego de su muerte en el año 2008, la comunidad académica, intelectual y editorial, no ha dado a conocer un texto similar que aborde con tanto acierto las implicaciones de las migraciones sobre una nación.

En el referido texto la discusión se centra en la identidad nacional americana y la posible amenaza que constituye la inmigración latinoamericana en gran escala que, según el autor, podría “dividir los Estados Unidos en dos pueblos, dos culturas y dos lenguajes.”.

Lo traigo al debate, a propósito de las prolongadas e interminables discusiones que se vienen suscitando en el país en diferentes ámbitos sociales, políticos e intelectuales con el tema de la inmigración haitiana en territorio dominicano.

Los debates que se libran hasta el momento no han arrojada luz y avances hacia el entendimiento y solución de la problemática, sino que en cambio, lo que han hecho es contribuir al incremento de la agitación, el odio y el rechazo entre esos dos pueblos de El Caribe.

En ese sentido, pienso que para contribuir al avance de la solución de ese fenómeno migratorio dominico-haitiano sería interesante proponer la lectura y análisis de una tesis planteada en la década de los 90 por un grupo de académicos europeos de la Escuela de Copenhague.

El planteamiento de los intelectuales está contenido en la página 215 del citado libro del asesor geopolítico del Departamento de Estado de los Estados Unidos y profesor de Estrategia política y economía de la Universidad de Harvard, Samuel P.Huntington, ¿Quiénes somos?: Los desafíos a la identidad nacional “.

La propuesta consiste en que ante la amenaza de una migración descontrolada se hace necesaria la construcción de una nueva seguridad societal que potencialice y priorice la capacidad del pueblo para mantener la cultura, lengua, religión, tradiciones sus instituciones, y su estilo de vida.

Además, plantea la restringir mediante mecanismos institucionales la migración extrajera mediante la implementación del mecanismo de la cualificación en el ámbito educativo y el lugar de procedencia. Entre otras.