Anuncios
El Motín

Un buzo asciende 36 metros de golpe, sin descompresión, y se le deforma el cuerpo

Marca

El buceador Alejandro Ramos sufrió un accidente en su jornada de pesca que le obligó a ascender 36 metros de golpe sin hacer la descompresión correctamente, lo que le ha provocado importantes deformaciones en su cuerpo (su bíceps tiene un diámetro de 72 centímetros).

Este pescador peruano ganó casi 30 kilos por culpa del nitrógeno que se le acumuló en el organismo en su ascensión desde las profundidades del mar.

Alejandro Ramos, cuyo casi está siendo estudiado por diferentes equipos médicos, lleva cuatro años en esta complicada situación (sufre serios problemas respiratorios y fuertes dolores articulares.

“Yo quiero volver a bucear”, se sincera esperanzado.

Anuncios