El Motín

Alerta sobre varios modelos de parrilla marca Saber, por riesgo a incendio y quemaduras

Fuente externa

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En esta celebración de semana santa, si decides disfrutar entre familiares y amigos de una parrillada, es importante que sepas que el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), emitió la alerta a los consumidores dominicanos, sobre varios modelos de parrilla marca Saber, que están siendo retirados del mercado por riesgo a incendio y quemaduras.

La compañía Saber Grills, LLC, fabricantes de este producto, informó que las parrillas presentan un desperfecto de fábrica, en el cual el regulador de gas LP puede permitir que éste fluya a una presión mayor de la prevista, aumentando las llamas, lo que podría causar riesgos a la salud y seguridad de los adquirientes.

Saber Grills, confirmó la existencia de los modelos afectados en la República Dominicana, avisando que 40 de estas parrillas fueron vendidas a través de sus distribuidores autorizados, las cuales serán reemplazadas por la empresa fabricante y para obtener más  información podrán comunicarse al número  (829) 961-2814.

Asimismo, en caso de tener alguna reclamación o denuncia sobre este o cualquier otro caso, puede contactar al organismo estatal, a través de sus redes sociales @ProConsumidorRD, el portal www.proconsumidor.gob.do o al teléfono 809-567-8555 y desde el interior sin cargos al 1-809-200-8555.

Los modelos afectados corresponden a:

NÚMERO DE MODELO NOMBRE DEL MODELO
R33CC0312 SABER 330 LP PARRILLA FUNDIDA CON INSERTO INOXIDABLE
R33SC0012 SABER 330 LP PARRILLA INOXIDABLE
R50CC0312 SABER 500 LP PARRILLA FUNDIDA CON INSERTO INOXIDABLE
R50SC0012 SABER 500 LP PARRILLA INOXIDABLE
R67SC0012 SABER 670 LP PARRILLA INOXIDABLE

En Estados Unidos se han reportado 35 casos, incluyendo cinco quemaduras, pero hasta  el momento en el país, no se ha originado ningún incidente con relación a este producto. No obstante, Pro Consumidor reitera su compromiso  de prevenir la ventas y consumo de productos riesgosos que afecten la vida de los consumidores.