El Motín

Carta a Papachán: Quejas, críticas y nostalgias por el PLD de Juan Bosch

Fuente externa

Los “viejos robles” del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no cesan de quejarse y mostrarse desengañados por el camino que han tomado los gobiernos del partido morado. En opinión de muhos, el PLD tiene grandes logros materiales, pero con graves fallas en el aspecto moral que predicaba su líder fundador el profesor Juan Bosch.

La carta que reproducimos a continuación es una viva expresión del sentimiento que subyace en muchos de los antiguos fundadores del partido en el poder.

Carta a José R. Nuñez – *Papachán*

Ex – activista nacional.

Entrañable compañero:

Hoy hace dos años que cambiaste tu dirección y he querido escribirte esta carta porque debo contarte unas cuantas cosas que me preocupan y sé que también a ti te preocuparían.

Te confieso que extraño tu ausencia, pues por ello nunca quise que te mudaras, pero no pienses que he perdido tu dirección. Sé donde habitas. A veces voy a visitarte porque siento necesidad de hablar contigo, de intercambiar ideas como en aquellos tiempos, pero toco tu puerta una y otra vez, pero nadie me responde; no creas que me enfado, pues imagino que estás muy ocupado trabajando junto al altísimo, nuestro señor, arreglando algunas irregularidades de esta media isla o restañando las heridas que les han infringido a este pueblo por el que tanto te sacrificaste.

Querido amigo mío, sé que quieres saber cómo marcha nuestro partido. Ay, me duele tener que decirte que ya no somos los mismos. La armonía y la hermandad fueron sustituidas por el odio y la maledicencia entre los compañeros. Los compañeros de nuestra generación somos tratados como desechos. A nuestra diluida militancia se le ordenó buscar los votos debajo de las piedras, y sudorosos y cansados fueron allá y escarbaron, y allí estaban los votos; pero más tarde los dejaron con su sudor y su cansancio.

Las oficinas estatales están abarrotadas de amigos y amigas de los funcionarios que no conocen a la militancia ni saben cómo se construyó el partido ni los sacrificios que esto conllevó. Atorrantes sin méritos desconsideran y humillan a los que tienen un historial de dignidad y abnegación. No quisiera decírtelo, pero no valió la pena que dejáramos nuestros mejores años y nuestra juventud para intentar construir un proyecto de patria colectiva y que su instrumento cayera en las manos menos indicadas.

Con dolor te cuento que en las esporádicas asambleas sólo mencionan a Juan Bosch para ganar aplausos y con un gesto hipócrita se pretende seguir bautizando con su nombre algunas obras de infraestructura. Igual que yo sabes que Don Juan estaría diametralmente opuesto a esa cínica disposición, pues quieren ocultar con ello su deslealtad a los principios Boschistas.

Papachán, ahora te contaré brevemente sobre nuestra soberanía y su irrespeto. Ya estamos invadidos! Nuestra frontera es violada frecuentemente. Esta se ha convertido en un gran negocio. Ya tenemos a los haitianos aquí, sí, de esos que nos independizamos aquel glorioso 27 de febrero de 1844. Para ellos no hay repatriación ni deportación. Tristemente te digo que si las cosas siguen así en 20 años no tendremos patria, y tu domicilio será convertido en un templo del vudú. Y todo será culpa de los pusilánimes y sus cómplices.

Aprovecho este espacio para decirte que no está lejos el día donde esa estrella que tantas veces encendimos con nuestra flamígera militancia, volverá a resplandecer para todos. Entiéndelo bien, para todos.

Ya esta carta está en las postrimerías, pero quiero que sepas que en cada escenario evoco tu nombre como ejemplo de arrojo y lealtad. En algunos lugares hemos tenido que mencionar tu nombre con nuestra oratoria beligerante porque fuimos esculpidos y tallados con la misma arcilla.

Volveré a tocar tu puerta muy pronto. Si no me respondes, no te preocupes, sabré en lo que estás… *pero tu recuerdo no perecerá*

*Hasta siempre entrañable compañero*

*Jimmy García*

Marzo 10, 2018