Anuncios
El Motín

“Guerra avisada no mata soldado…”

Los nuevos guardias fronterizos fueron debidamente entrenado

Si el comandante Dwight D. Eisenhower, jefe supremo de las fuerzas aliadas que el 6 de junio de 1944 desembarcaron en Normandia, se hubiera puesto en los días previos a ofrecer una rueda de prensa, a pregonar la hora del inicio de la campaña, a decir la cantidad de hombres y material bélico incorporado a la operación, seguro que las tropas de Hitler los habrían recibido mejor preparadas y, el factor sorpresa, tan importante en las operaciones militares, actuaría a favor de las divisiones nazis.

Por eso no entiendo cómo nuestras autoridades, al momento de diseñar la política para frenar el flujo migratorio ilegal desde Haití, lo primero que hacen en pregonarlo. El 27 de febrero, en su discurso de rendición de cuentas al país, el presidente Danilo Medina anunció la integración de 900 hombres, 50 nuevos vehículos militares todo terreno, tres helicópteros para destinarlos a la frontera.

El martes 6 marzo el ministro de Defensa, Rubén Paulino Sem, mostró a la prensa 900 soldados graduados en Seguridad Fronteriza que en lo inmediato serían integrados a la faena de custodiar los más de 370 kilómetros de la línea fronteriza. Creo que nuestras autoridades, presurosas por la presión que reciben de distintos sectores de la sociedad para que frenen el flujo migratorio ilegal, que en los últimos años se ha desbordado, cometen un error al pregonar su estrategia.

Al manejar estos asuntos por la prensa, en un empeño por hacer más relaciones públicas que un trabajo efectivo, se envía una señal a los traficantes de indocumentados, drogas, armas que estarán avistados por donde está la vigilancia y “guerra avisada no mata soldado…”

Ese afán por quedar bien en los medios de comunicación es la mejor muestra de que el Estado dominicano carece de una política, libre de improvisación, para enfrentar un flujo migratorio desbordado que ahora es causados por gente de Haití, pero mañana puede ser por venezolanos, cubanos o de otras naciones. Sería fabuloso que alguien haga saber a las autoridades que no todo es pasto para las relaciones públicas.

Anuncios