El Motín

Boricua McWilliams Arroyo gana la pelea que lo puede acercar a un campeonato

El Diario

Hace año y medio, Carlos Cuadras era campeón mundial y llegaba al Forum de Inglewood soñando con convertirse en estrella del boxeo mexicano.

Tres derrotas más tarde desde esa ocasión, el peleador de Sinaloa necesita replantearse su carrera, porque claramente ha ido en pasos regresivos como púgil.

El “Príncipe” perdió de nuevo en el Forum, ahora por decisión mayoritaria ante el puertorriqueño McWilliams Arroyo en un combate a 10 asaltos que podía servir como eliminatorio al título mundial supermosca del CMB.

En defensa de Cuadras, las derrotas de septiembre de 2016 ante Román “Chocolatito” González y en septiembre de 2017 en Carson contra Juan Francisco Estrada fueron teniendo a rivales de mucha calidad.

Pero se esperaba que ante Arroyo (17-3, 14 KOs) el colorado mexicano pudiera reponerse y aspirar de nuevo a la corona mundial. No fue así.

Arroyo, luciendo físicamente muy entero, conectó con mayor frecuencia de principio a fin. Cuadras le pegó algunos buenos golpes volados en los primeros asaltos, pero en general no le hizo daño y sí en cambio acabó con el rostro muy lastimado. Los jueces anotaron la pelea 95-95, 98-92 y 97-93.

“La gente me subestima porque he estado fuera por dos años, pero he estado en el gimnasio entrenando todo el tiempo”, comentó Arroyo, nacido en Ceiba hace 32 años.

“Estoy listo para el vencedor del evento principal (el tailandés Srisaket Sor Rungvisai derrotó al mexicano Juan Francisco Estrada) y probar que soy el mejor peleador en la división”, se atrevió a proclamar Arroyo.

“Me sentí muy amarrado toda la noche, muy tieso. No puse conectar mis jabs”, dijo Cuadras, ahora con marca de 36-3-1.

“Arroyo hizo una pelea muy inteligente y nunca dejó a Cuadras hacer lo que quería”, comentó Abel Sánchez, entrenador del sinaloense y que es mejor conocido por ser el preparador de Gennady Golovkin.