Anuncios
El Motín

En una nueva carta, el Chapo se queja de dolores y que no sabe cómo pagará su defensa

Joaquin "El Chapo" Guzman (r) and defense attorneys Michael Schneider (c, r) and Michelle Gelernt (c, l) are seen in this court sketch in the Brooklyn borough of New York City, New York, U.S. January 20, 2017. REUTERS/Christine Cornell

Huffpost

El narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán intentó hablar el jueves en la audiencia en una corte federal de Brooklyn, Nueva York, sobre las condiciones de su encarcelamiento, pero el juez Brian Cogan no le permitió, por lo que su abogado Eduardo Balarezo hizo llegar una carta al juez.

 En la carta, El Chapo se queja de las condiciones en las que se encuentra desde que fue extraditado del Cefereso número 9 en Ciudad Juárez a una prisión en Nueva York, el 19 de enero de 2017.
“Debido a las reglas que usted autorizó, se me hace imposible montar mi defensa”, asegura El Chapo en la carta presentada por su abogado, Eduardo Balarezo y que publicó la agencia Efe.

En la misiva, el antiguo jefe del Cártel de Sinaloa dijo que las condiciones en las que se encuentra son “una tortura de 24 horas cada día”.

 Por las mismas condiciones, la defensa del Chapo Guzmán pidió posponer el juicio de abril a septiembre pues según reconoció su abogado, que ha defendido al narcotraficante Alfredo Beltrán Leyva y al empresario chino acusado de corrupción Zhenli Ye Gon, no pueden trabajar en el caso.
“Estamos dos personas apretadas en una sala de 1’5 x 1’5 metros, no hay una mesa para poner documentos, escribir o poner la computadora. Es ridículo. Tengo que tener la tableta en las piernas para poder anotar algo y verlo por una reja y una ventanilla. Intentamos hablar bien bajo para que no escuchen todo los policías”, dijo Balarezo en una entrevista con El País el pasado 8 de enero de 2018.

Sin dinero para la defensa

Guzmán dice que no ha podido tener contacto con su esposa desde que está preso y cree que no ha recibido una carta que le envió. “Por esa imposibilidad de contacto, ella no me ha podido ayudar a conseguir los fondos para pagar a mis abogados”, escribe El Chapo Guzmán en la carta enviada al juez Cogan.

“Señor juez, le pido por favor que modifique las reglas para permitir hablar con mi esposa cara a cara para solucionar esta situación. Si no, mi juicio será una farsa”, asegura el narcotraficante de Sinaloa.

De acuerdo con la cadena británica BBC, el gobierno de EU quiere incautarle al Chapo 14,000 millones de dólares que estima que ganó con las drogas, por lo que cualquier dinero usado para pagar la defensa podría resultar confiscado, por ser ilícito.

Los dolores que aquejan al Chapo

El Chapo Guzmán aseguró que todos los días tiene “dolores de cabeza” y “vómitos” y que no ha podido arreglarse dos muelas.

Sobre las condiciones de máxima seguridad y reclusión, Joaquín Guzmán se quejó que no ha tomado el sol “ni aire fresco durante trece meses” y que si su celda “no está muy fría, hace demasiado calor”. “La luz en mi celda está encendida todas las horas del día y se me hace difícil dormir”, afirma Guzmán Loera en la carta.

El jueves, se anunció en la audiencia que el 5 de septiembre comenzará el trabajo de selección de los jurados, que podría durar una semana. Mientras esto sucede, El Chapo expresa sus deseos: “Lo único que pido es un juicio justo”.

Anuncios