Anuncios
El Motín

Sora Aoi: la esperada reaparición de la princesa del porno asiático

El Mundo

Tras retirarse hace diez años de la industria del porno, Sora Aoi ha reaparecido. La ex actriz de cine de adultos, tan famosa en Asia que sus fans se refieren a ella como “princesa”, ha vuelto al foco público para anunciar en Instagram, red social donde tiene 630.000 seguidores, que se ha casado. “Gracias por su apoyo incondicional. Tengo grandes noticias, me casé, pero no he cambiado. Sigo siendo la misma ‘Sola’ de ayer”, escribió en su perfil y 43.000 personas reaccionaron a su anuncio.

La artista manifestó en su blog, que su esposo -identificado como DJ Non- “no es un hombre guapo ni tampoco rico, pero acepta mi pasado”. Una década atrás, Sora brillaba una industria que, por ejemplo en China, es ilegal. Tanto tiempo después, Aoi sigue siendo un verdadero ícono en Oriente: cuenta con 18.000.000 ‘followers’ en la plataforma Weibo (una especie de Facebook chino) y se ha convertido en uno de los personajes más influyentes de internet. Su renovada fama viene también relacionada con el poder didáctico que sus vídeos ocasionan entre sus seguidores, quienes la llaman “mentora” y también “profesora”.

De acuerdo con un reportaje de la ‘BBC’, Sora Aoi (“cielo azul” en japonés) habría derribado el tabú del sexo, además de proporcionar la educación sexual “censurada” por el gobierno chino. Algunos adolescentes han comenzado a distribuir las películas de Sora en pendrives y reproductores de MP4. “Para muchos chinos que no pudieron obtener una buena educación sexual, Aoi es nuestra maestra”, confesó un seguidor a la cadena británica.

Pero, al contrario de otras divas del porno, la imagen de Sora es de una chica sencilla. Llegó a la pornografía por casualidad, mientras trabajaba en bares y restaurantes. “Antes de entrar a la industria yo aspiraba a ser maestra de parvulario y estaba estudiando para ello. Pero cuando pensaba sobre mi futuro, mi vida parecía volverse aburrida”, comentó a ‘CNN’ en 2010. En 2001 fue reclutada por una agencia de modelos y acudió a su primer casting a los 18 años. A pesar de ello, decidió resguardar su vida privada. “Mantengo mi nombre real sólo para mí. Tal vez, de alguna manera, Sora Aoi es sólo un personaje que interpreto, pero ella no es muy diferente a mí”, mencionó en 2011.

Desde entonces, Sora, multimillonaria, desarrolló una amplia carrera en Japón, al rodar vídeos para adultos y, asimismo, películas con amplia carga dramática. En un comienzo, su éxito en China fue moderado, aunque para finales de 2010, Aoi ya había sido elevada a la categoría de ‘celebrity’. Entonces, un hito marcó su biografía: “la noche de Sora Aoi”. De acuerdo con el portal ‘Time Out’ (de Hong Kong), la tarde en que Sora abrió una cuenta en Twitter -el 11 de abril de ese año-, los usuarios chinos lucharon contra la prohibición gubernamental contra la red social e intentaron derrotar el ‘firewall’ sólo para seguirla. “Saber todo el esfuerzo que pusieron para verme, hace que todo lo que he hecho haya valido la pena”, explicó siete meses después.

Anuncios