Anuncios
El Motín

La vida de lujo y caprichos de la hija mayor de Bill Gates

El País

Ser la hija mayor del que es el segundo matrimonio más rico del mundo tiene la ventaja de poder disfrutar de una vida de lujos y glamur sin preocuparse por el dinero. Así le ocurre a Jennifer Gates, la primogénita del fundador de Microsoft, Bill Gates, y su esposa Melinda. A diferencia de sus padres, que siempre han mantenido su vida en la absoluta privacidad, Jennifer, de 21 años, no duda en mostrar su día a día y su vida de ensueño a través de sus redes sociales.

De pelo cobrizo, ojos azules y una cara recubierta de pecas, la heredera del imperio informático combina su último año de Biología en la Universidad de Stanford con su afición por los caballos. Jennifer, que tiene un gran parecido con su madre Melinda, comenzó a montar a caballo cuando tenía solo seis años y ha participado en las mejores competiciones ecuestres. El pasado mes de junio asistió al Global Champions Tour de Mónaco en Montecarlo.

Y es que para la hija del segundo hombre más rico del mundo –en 2017 el fundador de Amazon Jeff Bezos arrebató la primera posición a Bill Gates– la hípica no es solo un hobby, sino una forma de vida. Por ello, en 2016 su padre compró por más de 10 millones de euros un gran complejo en Wellington donde además de una vivienda de más de 600 metros cuadrados construyeron 20 establos y un espacio de arena para entrenar con los caballos. Actualmente, Jennifer Gates ocupa el puesto 19 en la Federación Ecuestre de Estados Unidos en la categoría de salto de obstáculos. Una posición superior a la de la hija de Steve Jobs, Eve, de 19 años, que ocupa el puesto 23 en la misma liga.

Además de su pasión por los caballos, Jennifer comparte en su cuenta de Instagram –donde acumula casi 65.000 seguidores– sus viajes en crucero a destinos paradisiacos o sus salidas con sus amigos o su familia, a quien está muy unida. Prueba de ello son las imágenes familiares que publica junto a sus padres y hermanos, Rory, de 18 años, y Phoebe, de 15. Ambos también tienen perfil en Instagram pero, a diferencia de su hermana mayor, es privado.

Entre las imágenes de Jennifer no faltan las románticas instantáneas que comparte junto a su novio. Desde hace algo más de un año, la primogénita de Bill Gates sale con Nayel Nassar, un joven egipcio de 25 años que, además de fortuna, comparte con ella su afición por los caballos. Nassar, que se crio en Kuwait, se trasladó a California para estudiar Administración y Economía también en la universidad de Stanford. El joven es un jinete profesional que ha sido galardonado con el primer premio en la sub-Liga Occidental de Longines FEI World Cup, entre otras competiciones, y combina la hípica con un negocio propio de entrenamiento y venta ecuestre que tiene en San Diego.

Anuncios