Anuncios
El Motín

La célula pretendía atentar con explosivos el mismo jueves en Barcelona

El Mundo

La célula del Estado Islámico (IS) que atentó el pasado jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona) pretendía hacerlo con explosivos en la capital catalana, posiblemente ese mismo día. Según ha explicado el Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, fue la manipulación de los artefactos el día anterior lo que provocó la explosión accidental en la casa de Alcanar (Tarragona) y que evitó que las consecuencias del ataque -14 muertos hasta el momento y 130 heridos- fuera aún mayor.

En una rueda de prensa con medios de comunicación internacionales, Trapero ha confirmado la teoría de que los atentados cometidos en La Rambla y en el Club Náutico de Cambrils fueron una respuesta, espontánea o de urgencia, al frustrado ataque “o ataques” con explosivos en Barcelona. “Mantuvieron el deseo de hacer daño, pero no como preveían”, ha certificado.

12 miembros, tres por localizar

Trapero ha confirmado también que se trabaja con una cifra de 12 miembros de una célula que podría ser más amplia. Cinco de ellos están muertos tras ser abatidos por los Mossos en Cambrils. Otros cuatro son los detenidos en Ripoll -tres- y en Alcanar. Otras tres personas -entre ellas el autor material de la matanza en La Rambla- siguen en busca y captura.

A dos de los desaparecidos corresponderían los restos biológicos quee todavía faltan por identificar en la casa de Alcanar y que fallecieron fruto de la explosión del miércoles.

De los 12 miembros de la célula, varios -en un número que no ha especificado Trapero- coincidieron durante “más de seis meses” en la casa de Alcanar sin levantar sospechas y sin que se recibiera ninguna denuncia por movimientos sospechocos. Ahí acumularon más de un centenar de bombonas de butano, además de explosivos para fabricar TATP, una sustancia utilizada en anteriores atentados reivindicados por el Estado Islámico.

Los Mossos tampoco tenían informes previos sobre los miembros de la célula porque no tenían antecedentes por radicalización. Tampoco el imam de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, quien sí fue investigado en 2011 por su relación con otro investigado por el 11-M. No se le detuvo ni se le imputó en aquella causa, conocida como ‘Caso Chacal’. En el caso del imam, los Mossos siguen investigando si sus restos están entre los restos de la casa de Alcanar.

Los Mossos analizan cinco vehículos

Los Mossos están analizando tres vehículos, el Audi A3 y también una motocicleta como elementos centrales de la investigación sobre las personas que participaron en los atentados del jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

“Tenemos tres vehículos alquilados de carácter central, y otros de interés como el Audi A3 y una motocicleta”, ha explicado el Mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, este domingo. La motocicleta es propiedad de Younes Abouyaaqoub, el único miembro de la célula yihadista que permanece huido, y la tenía aparcada en Ripoll.

Todos los vehículos se encuentran en el complejo Egara de los Mossos para ser sometidos a pruebas de la policía científica. Según Trapero, las investigaciones están dando “resultados muy positivos”. Por el momento, los principales vehículos son la furgoneta con la que se atentó en la Rambla de Barcelona, el Audi A3 con el que se atentó en Cambrils y la furgoneta hallada en Vic (Barcelona).

Anuncios