El Motín

Muere Michael Nyqvist, el protagonista de Millennium, a los 56 años

El País

La trilogía literaria Millennium, de Stieg Larsson, no solo sirvió para lanzar internacionalmente al escritor, sino que algunos otros artistas también disfrutaron de aquella ola de fama. Y uno de ellos fue Michael Nyqvist, que encarnó a Mikael Blomkvist en las tres películas suecas (una para cine, dos más para televisión, ya que se pensó como serie, aunque en muchas partes del mundo, como en España, se vieron todas en las salas) que adaptaron las aventuras de un periodista amenazado por una investigación capaz de tambalear parte de la sociedad sueca y su colaboradora, la hacker Lisbeth Salander. Nyqvist saltó así en la última década a formar parte de repartos internacionales como los de John Wick, Colonia, Sin salida, Amenazados en la Red o Misión: Imposible. Protocolo fantasma, antes de fallecer hoy martes a causa de un cáncer de pulmón, una enfermedad que le ha devorado en muy poco tiempo.

“Tenemos que comunicar hoy la triste noticia de que el actor y escritor Michael Nyqvist ha muerto el martes 27 de junio tras padecer una enfermedad. Michael Nyqvist tenía 56 años y deja un gran vacío. La familia pide que se respete su duelo”, según un comunicado de su familia enviado a la agencia sueca TT.

Rolf Åke Mikael Nyqvist (Estocolmo, 1960) pasó sus primeros meses de vida en un orfanato, hasta que cumplido un año fue adoptado por un abogado y una escritora. De adolescente empezó una fulgurante carrera en el hockey sobre hielo, hasta que una lesión y el descubrimiento de la actuación en el año en que estudió -en un intercambio escolar del que obtuvo un inglés impoluto, sin acento- en Omaha (Nebraska) le llevaron por otros derroteros. Se formó como actor en un centro dramático de Malmoe y llegó a formar parte del Dramaten, el prestigioso teatro de Estocolmo, con el que logró sus primeros éxitos en los ochenta y noventa, antes de lograr reconocimiento (con premios como el de mejor actor en el festival de Gijón) y cierta fama en 2000 con Together, de Lukas Moodyson, en la que encarnaba a un marido alcohólico y maltratador. Así fue como su rostro, capaz de mutar desde la absoluta violencia a un aire angelical y de variar de un bruto con las mejillas picadas a un seductor con éxito -dos veces salió elegido el sueco más sexy del año-, comenzó a ser habitual en el cine escandinavo.

En 2004 protagonizó Tierra de ángeles, de Kay Pollack, que llegó a ser candidata al Oscar de habla no inglesa, y siguió acumulando trabajos (ha fallecido tras participar en más de 80 películas y series) hasta que llegó en 2009 el éxito de Millennium y Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire,que se rodaron a la vez. En la versión estadounidense, su personaje fue interpretado por Daniel Craig.

Al actor se le acumularon las ofertas y los rodajes. Por citar solo algunos: Entre nosotros (2010), Sin salida (2011), Misión: Imposible. Protocolo fantasma (2011), en la que encarnaba al villano, un científico nuclear, Europa One (2013), Days and nights (2014), Luces de París (2014), John Wick (Otro día para matar) (2014), con Keanu Reeves, Reina Cristina (2015), Colonia (2015), en la que encarnó al fundador de Colonia Dignidad, el asentamiento nazi en Chile protegido por Pinochet, Frank & Lola (2016) o Amenazados en la Red (2016), con Pierce Brosnan.

Gracias a ese ritmo, aún queda mucho Nyqvist por ver. Tiene pendientes de estreno Radegund, de Terrence Malick, sobre un objetor de conciencia austriaco en la II Guerra Mundial; Hunter Killer, con Gerard Butler y Gary Oldman, y Kursk, drama sobre el homónimo submarino ruso, dirigido por Thomas Vinterberg, y cuyo rodaje empezó el pasado 26 de abril.

Casado con una escenógrafa, Nyqvist empezó a buscar a sus padres biológicos solo cuando él se convirtió a su vez en padre. Finalmente, los encontró: su progenitor era un farmacéutico italiano y su madre, una sueca. Con ambos llegó a entablar una cordial relación. En 2009 publicó un libro, Nar barnet lagt sig, novela autobiográfica sobre la búsqueda de sus padres.