El Motín

Hospital Ney Arias Lora paga 70 millones de deudas

Fuente externa

SANTO DOMINGO.- El director general del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, doctor Amaury García Silverio, informó este viernes que la institución ha pagado en seis meses 70 millones de pesos  de la deuda de 300 millones encontrada en la institución.
García Silverio fue designado como director del hospital en enero pasado y a su llegada el centro acumulaba una deuda de RD$300 millones, suma que consideró elevada para éste centro de autogestión.
El también neurocirujano endovascular aseguró que su gestión se enfoca en reducir el gasto por concepto de pago de servicios de nómina, el cual ronda los 33 millones de pesos, suma que era mucho mayor previo a su designación como director.
“Esta situación resulta insostenible, ese es otro de los desafíos que debe superar el sistema”, manifestó el director general del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora.
Al explicar el sistema de autogestión, el doctor García Silverio dijo que la obtención de recursos resulta de la combinación de lo que suministra el Ministerio de Salud Pública y lo que pagan las ARS, usando esos últimos recursos para el mantenimiento de equipos y el suministro de insumos médicos.
Para el doctor, que lleva seis años como médico en ejercicio en el hospital y seis meses en la Dirección, la autogestión es posible si hace apegada a la regla de la economía, en el entendido que un hospital es una empresa, con la salvedad de solo que no tiene fines de lucro.
“Los hospitales de toda la vida han tenido un esquema que dependen de un nivel central y en los últimos años se ha implementado un modelo diferente en el que se han incluido hospitales públicos que tengan la vocación de gestionar sus propios recursos y esos los de autogestión”, expresó al ser entrevistado en el programa radial Cuentas Claras que se transmite por la 95.7 FM.
Destacó que una de las políticas implementadas en su gestión es que en el hospital no se rebotan pacientes cuando llegan por emergencia sin importar si tiene o no tiene dinero. “Se recibe al paciente, si está desorientado se le atiende y dependiendo el caso se deriva a la consulta, se ingresa o se refiere a otro centro médico”.
“El problema aquí es que el servicio se ve como una opción, en el sistema de salud esas cosas no pasan tan desapercibidas porque por una persona que no haga su trabajo por estar chateando, un enfermo puede hasta perder un órgano, si el servidor público del área de salud se sale un segundo de los cánones de administración, usted fracasa”, argumentó.
Expresó que como empresa sin fines de lucro, el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora dirige los esfuerzos para cumplir con la responsabilidad financiera, responsabilidad social y la responsabilidad institucional