El Motín

Impresionante nocaut de Andre Ward a Sergey Kovalev

ESPN

Ward había ganado la primera pelea con tarjetas similares de 114-113 de los tres jueces.

Una andanada de golpes al cuerpo luego de una derecha a la cara que estremeció al ex campeón, lo dejó indefenso antes que el referí Tony Weeks detuviese el combate.
Similar en algo a su primer combate, Movalev inició el ataque ante Ward, que recurrió a agarrarse para luego tomar el ataque en la segunda mitad del asalto con jabs y rectos que anotaron para tomar quizás ventaja en el mismo. Kovalev tomó el segundo con jabs y rectos, que mantuvieron a distancia al campeón, que elevó al público cuando conectó fuerte combinación al cuerpo del ruso.

Kovalev continuó persiguiendo a Ward, buscando el ataque ante el estadounidense que busca conectar un par de golpes fuertes en busca de arrebatarle el asalto nuevamente al ruso. Ward fue más agresivo en el cuarto giro, conectando más que su rival, que en momentos se vio confundido.

El ex campeón aparentó estar algo cansado en el quinto asalto, en donde atacó sin tanta efectividad como el anterior. De hechho, los números de Compubox reflejaron que el ruso había lanzado el doble de los golpes que Ward, que había sido más efectivo. El sexto asalto vio a un Kovalev sumamente activo, que aparentó confundir a Ward. quien fue más lento en este giro.

A mitad de combate, Kovalev había conectado más golpes que Ward, quien buscaba impresionar con golpes en ráfaga.

El séptimo fue díficil de anotar al ambos intercambiar golpes, Kovalev por sus jabs, Ward por colocar golpes de quizás mayor calidad, aunque el ruso fue el que más golpes continuaba lanzando constantemenete y anotando.

El combate fue celebrado en el Mandalay Bay, en donde minutos antes Guillermo Rigondeaux retuvo su título súper gallo por nocaut en el primer asalto tras un golpe que aparentó ser conectado luego de sonar la campana y que tuvo al referí Vic Drakulich y oficiales del estado de Nevada discutiendo por largo rato. La repetición de televisión aparentó demostrar que el golpe se conectó.