El Motín

La Alcaldía adeuda más de 200 millones a Coraasan

Abel Martínez.

El Ayuntamiento de Santiago adeuda más de 200 millones de pesos a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), 12 de los cuales corresponden a la actual gestión de Abel Martínez.

La deuda se ha acumulado durante 20 años debido a que las administraciones edilicias se han resistido a cumplir el compromiso de pagar el servicio de agua que reciben.

La situación ha generado tensiones y conflictos a través del tiempo entre ambas instituciones, que participan juntas en lo relativo al cobro por los servicios de agua potable y recogida de la basura.

A pesar de que las dos instancias ahora son dirigidas por el partido en el poder, las controversias se han acrecentado al punto de que el vocero y delegado del Ayuntamiento ante el Consejo de Administración de Coraasan, el capitaleño Fernando Ramírez, amenazó este miércoles con someter a los tribunales al ingeniero Silvio Durán bajo la acusación de retener fondos de la Alcaldía.

Diversos sectores critican que Ramírez observe una conducta agresiva en los medios informativos contra la institución, lo que a su parecer se contrapone con el comedimiento y respeto que debe exhibir en su condición de miembro del Consejo de Administración de Coraasan.

“El director de Coraasan ha reiterado que es partidario de que ambas instituciones arriben a entendimientos para evitar conflictos y que cada quien honre sus compromisos económicos para que fluya la armonía”, dijeron.

Censuran que el Ayuntamiento de Santiago no haya pagado nunca el servicio de agua potable y que su apuesta preferida sean las amenazas de sometimiento y el pleito constante.

“Es un contrasentido que estando el cabildo en manos del PLD se insista en no pagar y que se dediquen a hacer amenazas temerarias para reclamar lo que no están cumpliendo ellos”, indican.

A principio de la gestión de Martínez se produjo un primer enfrentamiento con Coraasan tras su interés de incrementar la tarifa de la basura para general mayores ingresos, lo que objeto el ingeniero Duran en el entendido de que esa decisión produciría una reducción en las recaudaciones.

Se recuerda que Coraasan y el ex Alcalde Gilberto Serulle en diferentes oportunidades se enfrentaron, incluso, Coraasan en una oportunidad llegó a retener fondos del cabildo por un monto de 45 millones de pesos.

Sectores oficialistas consideran necesario un entendimiento entre ambas dependencias públicas con la finalidad de que superen los conflictos existentes.