El Motín

Las increíbles confesiones de los protagonistas de El Padrino en la celebración de los 45 años de la película

Infobae

Es una de las películas más emblemáticas de la historia del cine. Pero Al Pacino acaba de revelar que pensó que El Padrino sería un fracaso en el cine y que ahogó sus penas con sus compañeros durante la filmación en 1972.

El actor de 77 años hizo esta confesión durante el homenaje realizado en el Festival de Cine de Tribeca al cumplirse 45 años del estreno del clásico film, que lanzó al estrellato a muchos de sus actores.

Robert De Niro, Diane Keaton, Robert Duvall y James Caan también estuvieron presentes, al igual que el director Francis Ford Coppola.

Al hablar en el Radio City Music Hall, Al Pacino, ganador del Oscar por la película, admitió que la escena de la boda con Diane Keaton fue todo un caos. Fue filmada con luz artificial, ya que el rodaje estaba atrasado.

Al Pacino recordó que comenzó a beber detrás de cámara y se cuestionó por qué había aceptado ese papel: “Es la peor película que se ha hecho”, pensaba.

La historia, narrada en 3 partes, narra la saga de una familia de mafiosos bajo el patriarca Don Vito Corleone (Marlon Brandon) y su heredero Michael Corleone (Al Pacino).

Coppola reveló que Paramount- que produjo El Padrino– no quería a Marlon Brando como protagonista porque “no tenía buena dicción”, ni al actor Al Pacino, por tratarse en ese entonces de “un desconocido”.

Pero Coppola insistió en su contar con ellos a pesar de las amenazas de despido.

Al hablar sobre las distintas dificultades que tuvo que enfrentar para la realización de la cinta, el director hizo hincapié en la reticencia de los estudios en los nombres elegidos para los papeles de Vito y Michael Corleone. “En un momento dado el estudio me llegó a decir que no volviera a mencionar el nombre de Marlon Brando”, contó Coppola.

El estudio argumentaba que no se entendían bien sus líneas debido a su dicción, mientras que la negativa a la inclusión de Al Pacino residía en que, en esos momentos, era un novato que “no estaba a la altura de las circunstancias”.

Incluso, el mismo Al Pacino reconoció que pensó que Coppola “estaba loco” cuando le ofreció un papel tan importante y que sólo accedió debido a la insistencia del cineasta. “Él quería tanto trabajar conmigo que empecé a pensar que quizá sí que podía hacer el papel”, aseguró .

El legendario actor de El último Tango en París y de Un tranvía llamado deseo finalmente obtuvo el papel, después de una prueba excepcional. Durante esa prueba, Brando tuvo la idea de ponerse trozos de papel en la boca para parecer “un bulldog”, contó Coppola.

El actor igualmente pensó en adoptar una voz ronca, casi un susurro, que se hizo famosa. Al cabo de unos minutos, contestó el teléfono con la voz de Don Corleone, recordó Coppola. “Se había transformado totalmente en el personaje”, recordó el director, que recibió tres premios Oscar en 1973.

Pero Paromount también tenía dudas sobre quién interpretaría a Connie Corleone, rol que finalmente recayó sobre Talia Shire, hermana del director y conocida por haber encarnado a Adrian, la mujer de Rocky.

Finalmente, Coppola reconoció que una película como “El Padrino” sería difícil de producir hoy debido a su alto costo, el cual no sería aprobado por ninguna productora por tratarse de una inversión muy arriesgada.

“La primera película costó 6,5 millones de dólares, la segunda 12 millones, que si se convierte a dinero de ahora es mucho y sólo podría hacerlo una productora importante. Hoy en día no se le hubiera dado luz verde”, opinó el director de la trilogía y de Apocalipsis Now.