Anuncios
El Motín

¿Prefieres para tu jubilación un millón de dólares o 5 mil mensuales?

Fuente Externa

En la actualidad, los inversores pueden en cualquier momento darle seguimiento a la manera en que las oscilaciones del mercado están afectando a su riqueza.

Los inversores con múltiples cuentas de inversión distribuidas entre diferentes empresas pueden incluso calcular los cambios en su valor neto en tiempo real, gracias a los sitios web y a las aplicaciones que hacen ese trabajo por ellos.

Ahora bien, uno podría pensar que tener toda esta información haría que la gente fuera más astuta financieramente, sobre todo cuando se trata de ahorrar para la jubilación. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que para muchas personas puede ser lo contrario.

Lo anterior se debe en parte a que muchas de las herramientas digitales utilizadas para rastrear el valor neto de la información actual pudieran llevar a algunos inversores a desarrollar creencias equivocadas acerca de cuánto dinero realmente tienen para la jubilación.

Nuestro cerebro nos engaña

Para entender por qué esto es así, consideremos un fenómeno conocido como la ilusión de la riqueza y la ilusión de la pobreza, al que se refieren Shlomo Benartzi, profesor asistente en la UCLA, y por Daniel Goldstein, investigador en Microsoft Research, en un artículo publicado en el Journal of Marketing Research.

Para ver de qué tipo de ilusión usted podría ser objeto, asuma que tiene un millón de dólares para la jubilación. ¿Cuán adecuada es esta cantidad en una escala de siete puntos, siendo el uno “totalmente inadecuado” y el siete “totalmente adecuado”?

A continuación, suponga que tiene 5.000 mil dólares mensuales a lo largo de su jubilación. ¿Cuán adecuada parece esta cantidad en esa misma escala de siete puntos?

Lo primero a tener en cuenta es que estas dos cantidades son aproximadamente equivalentes basadas en los precios actuales de anualidad. (Una regla general es que los pagos mensuales de anualidad son alrededor de 1 / 200th de la suma total, suponiendo que comiencen a la edad de 65 años.) Y, sin embargo, a pesar de esta equivalencia, las personas a menudo tienen sentimientos muy diferentes sobre estas dos descripciones financieras.

La mayoría de las herramientas les dan a los ahorradores el monto total ahorrado: los $ 1 millón. El problema es que dependiendo de cómo usted contestó a la encuesta, así verá la suma de un 1 millón de maneras diferentes.

¿Suficiente o no?

Algunas personas consideran que un millón es una cantidad mucho más adecuada que 5,000 dólares al mes; estas tienden a sufrir de la ilusión de la riqueza, pues poseen una falsa sensación de seguridad ante montos monetarios aparentemente grandes, como los que aparecen cuando comprueban sus cuentas, y por lo tanto reaccionan como si un millón de dólares de un solo golpe fuera más que 5,000 al mes.

Esta reacción puede llevar a algunas personas a subestimar para la jubilación. Un millón de dólares podría parecer mucho, pero no sería suficiente para aquellos que esperan tener, por ejemplo, 8.000 dólares mensuales para gastar durante unos 20 o 30 años de jubilación.

Sin embargo, otras personas consideran 5.000 dólares al mes es más adecuado que una suma global un millón. Estos sufren de la ilusión de la pobreza, ya que pueden estar inclinados a pensar en la riqueza en términos de ingresos mensuales en lugar de una gran suma, por lo que asumen incorrectamente que el millón de dólares que ven en su pantalla equivale a menos de 5,000 al mes. De ahí que, en lugar de vivir un estilo de vida que podrían pagarse, se preocupen de que se están quedando sin dinero y actúen a partir de este patrón, evitando viajes y hasta recetas de medicamentos.

Pensando como pobres

Irónicamente, la ilusión de la pobreza se hace más frecuente a medida que las cantidades de dinero son más grandes. Esto es probablemente debido a un “efecto techo”: un millón de dólares es mucho dinero, pero también lo son dos millones, como mismo ocurre con cuatro millones. En resumen, las personas se vuelven insensibles a las grandes sumas; de ahí que todos esos millones extra pierdan su significado.

Por el contrario, las diferencias con respecto a los ingresos mensuales siguen siendo importantes para ellos a medida que aumenta la riqueza. Esto se debe en gran medida a que estamos acostumbrados a pensar en los gastos en términos de cantidades mensuales, ya sea un contrato de arrendamiento de un automóvil o un seguro de salud o un pago de la hipoteca.

Esto provoca que, para algunas personas, obtener veinte mil dólares al mes pueda parecer mucho dinero, incluso si se posee una suma global aproximada de cuatro millones.

El problema y la ilusión

El peligro de estas percepciones es que aquellos que sufren una ilusión de riqueza puedan pensar que tienen más de lo que realmente tienen, y arriesgarse a gastar demasiado, mientras que aquellos que sufren una ilusión de pobreza pueden pensar que tienen menos, y por lo tanto gastan menos.

Pero hay una solución fácil para estas dos ilusiones. En lugar de destacar sólo la riqueza total, los sitios web financieros y las aplicaciones deberían ayudar a las personas a centrarse también en sus ingresos mensuales proyectados. Es esta cantidad, después de todo, la que pone nuestra riqueza en perspectiva, ayudándonos a entender el significado de estas grandes cantidades monetarias.

En lugar de centrar nuestra atención en las pequeñas fluctuaciones diarias de la riqueza en general -pues de todos modos tales cambios rara vez importan- deberían animarnos a pensar en cómo nuestros ahorros impactarán nuestro estilo de vida durante la jubilación. ¿Tendremos que recortar o podemos seguir pagándonos la vida que queremos?

Anuncios