El Motín

Por culpa del réferi casi muera peleadora estadounidense de MMA

El Diario NY

Las artes marciales mixtas son un deporte de contacto que requiere de un árbitro competente entre medio para poder separar a tiempo a los peleadores cuando alguien está recibiendo castigo innecesario o cuando hay una sumisión envuelta y así evitar daños mayores.

El tener a alguien dentro de la jaula que no sabe identificar bien la sumisiones, que no puede visualizar la posibilidad de la fractura de una coyuntura o que no puede precisar cuándo un peleador queda dormido mediante una estrangulación no tiene nada que buscar dentro de una jaula de MMA.

Lamentablemente, la empresa Super Fight League (SFL) en la India parece estar buscando que una tragedia ocurra ya que han sido ofensores crasos en varias ocasiones en lo que refiere a la incompetencia burda de sus árbitros.

La más reciente sucedió en el combate entre Asha Roka (3-0), de Nepal, y la estadounidense Hannah Kampf (2-1) cuando Roka atrapó a Kampf en una estrangulación de guillotina y el árbitro nunca intervino a pesar de que claramente se veía que Kampf estaba ya inconsciente.

Kampf apenas movía un poco sus brazos por reflejos inconscientes del cerebro pero su cuerpo no se movía. Habían pasado cerca de 30 segundos sin que Kampf se defendiera activamente mientras el árbitro estaba de vacaciones en la jaula.

Afortundamente, la esquina de Kampf saltó por encima de la jaula y separó a Roka de Kampf para así evitar una tragedia.

Lo cierto es que el árbitro que estaba en ese pleito jamás y nunca debería pisar una jaula de MMA el resto de su vida.