Anuncios
El Motín

Las “ciudades santuarios” que están en la mira de Trump

El presidente Donald Trump firmó este miércoles la orden ejecutiva que niega los fondos federales a las llamadas “ciudades santuarios”, que protegían de la deportación a los indocumentados.

La medida del presidente indica que se suprimirán fondos federales a las ciudades que se nieguen a proporcionar a las autoridades federales información sobre el estatus migratorio de las personas que detienen. En el grupo de ciudades santuario se encuentran los tres grandes centros urbanos del país: Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Se calcula que son 300 las ciudades que se reconocen como santuarios. California es el estado con mayor número de municipalidades que han tomado medidas para proteger a indocumentados. Lugares como Anchorage, Alaska, también se han asumido como santuarios.

Oregon, Washington y Colorado también tienen un buen número de ciudades santuario gracias al flujo de su población campesina. Florida cuenta con “Santuarios” en el área de Miami y Fort Lauderdale, además de Tampa.

El siguiente mapa ilustra los rechazos a peticiones de autoridades federales para detener personas para un eventual proceso de deportación.

Vale la pena señalar que además de las municipalidades, los condados también han hecho de su jurisdicciones santuarios. La pérdida de fondos federales afectaría a las ciudades en materia de seguridad, salud pública y educación.

Gobernadores republicados han intentado prohibir las “ciudades santuario”. El caso más reconocido es Texas, que ha visto como Rick Perry -nominado de Trump a Secretario de Energía- y el actual gobernador Greg Abbott han impulsado el retiro de fondos federales para estas ciudades. Abbott ha llegado a pedir que funcionarios electos a favor de las “Santuario” sean retirados de sus cargos.

En tanto, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió hoy que acudirá “inmediatamente” a la Justicia si la Administración de Donald Trump decide poner en marcha la orden ejecutiva para cortar fondos federales a las “ciudades santuario”.

“Defenderemos a nuestra gente no importa de donde vengan ni su estatus legal”, afirmó De Blasio en una comparecencia ante los periodistas.

En una ceremonia celebrada en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Trump rubricó la arremetida contra las “Santuario” junto a otra orden ejecutiva por la que destina financiación federal para comenzar la construcción de un muro fronterizo con México.

Ambas acciones cumplen con algunas de sus promesas de campaña más aclamadas durante el ciclo electoral respecto al endurecimiento de las leyes fronterizas y migratorias.

Trump, que tomó posesión el pasado 20 de enero, ha firmado una serie de acciones ejecutivas en sus primeros días en el poder con el objetivo de revertir el legado del presidente saliente, el demócrata Barack Obama.

Anuncios