El Motín

Miedo y preocupación con el retorno de los aguaceros en la región del Cibao

La repentina crecida del río San Marcos ha llenado de preocupación y temor a la población de la provincia Puerto Plata, especialmente en las zonas campesinas, que aún no se reponen de las recientes inundaciones y daños ocasionados por las intensas lluvias entre octubre y noviembre del pasado 2016.

A consecuencia de los destrozos materiales a la infraestructura y a la producción agrícola el presidente Danilo Medina declaró estado de emergencia para las provincias mayormente afectadas. Se calcula en miles de millones de pesos el costo de los daños.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) aumentó este lunes a seis el número de provincias en alerta verde por posibles inundaciones repentinas en poblaciones ubicadas próximas a ríos, arroyos y cañadas.

Las provincias en alerta son Santiago, Dajabón, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, Montecristi y Espaillat.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), alerta que el territorio nacional seguirá dominado por el sistema frontal ubicado sobre la porción oriental del país, con desplazamiento hacia el este/sureste. Dice que persistirán las lluvias de débiles a moderadas, ocasionales ráfagas de viento y aisladas tronadas, en gran parte del territorio nacional, durante las próximas 24 a 48 horas.

Mantiene el nivel de alerta verde para la costa Atlántica, desde Manzanillo hasta Cabo Engaño, incluyendo La Bahía de Samaná por oleaje y vientos anormales, por lo que se prohíbe el uso de la playa, los deportes acuáticos y las actividades recreativas en toda la costa Atlántica por rompientes y resacas peligrosas.