El Motín

Elecciones en EE.UU.: la vida (y las curiosidades) de Hillary Clinton, la demócrata que se podría convertir en la primera presidenta estadounidense

Hillary Clinton.

Hay muchos aspectos sobradamente conocidos en la carrera política de Hillary Clinton: que fue primera dama, senadora, secretaria de Estado y ahora virtal candidata demócrata a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos.

Sin embargo, hay aspectos menos conocidos y algunas curiosidades sobre su vida.

BBC Mundo te contamos estos detalles de su personalidad, además de cómo llegó a convertirse en la primera candidata mujer de un partido importante a la presidencia de EE.UU.

Hillary Clinton lleva muchos años presente en los asuntos políticos de su país.

Un interés que le viene desde la juventud.

Nacida el 26 de octubre de 1947 en Chicago, Illinois, Hillary Diane Rodham se dedicó desde temprano a la política, aunque al principio fuera simplemente como representante estudiantil.

Estudió derecho en la prestigiosa Escuela de Derecho de la Universidad de Yale, donde además conoció a su esposo, Bill Clinton, con quien se casó en 1975.

De aquella época se cuenta que trabajó durante un verano en una planta procesadora de pescado en Alaska.

Su tarea era vaciar las entrañas de los pescados pero enseguida la despidieron por hacer demasiadas preguntas sobre cuánto tiempo llevaban muertos los peces.

La esposa del gobernador y del presidente

El salto de Hillary Clinton a la vida pública se produjo en 1979, cuando Bill Clinton asumió como gobernador del estado de Arkansas.

Fue una tímida iniciación a lo que llegaría después con la presidencia de Bill Clinton (1992-2000).

Durante los primeros años como primera dama del país, Clinton fue muy activa en la defensa de los derechos humanos, en particular los derechos de la mujer, y en su campaña a favor de la sanidad universal.

Sin embargo, su fracaso a la hora de lograr un plan de salud de cobertura universal, que ni siquiera fue debatido en el Congreso, hizo que algunos críticos la tildaran de excesivamente ambiciosa y políticamente ingenua.

Lo que quizá no se conozca tanto de aquella época es que Hillary Clinton ganó uno de los premios que entrega la Academia de la Música de EE.UU.

En 1996 obtuvo el Grammy a mejor álbum hablado por la versión en audio de su libro, It Takes A Village And Other Lessons Children Teach Us (traducido como “Es labor de todos: Dejemos que los niños nos enseñen”).