Anuncios
El Motín

Pandillero dominicano condenado a 58 años por intento de asesinato a rival en Providence

NUEVA YORK. Denzel Barboza, un pandillero dominicano de la ganga “Harriet Street” o “H-Block”, fue condenado el viernes a 58 años en la cárcel, de los cuales, tendrá que cumplir 45 para tener derecho a pedir libertad condicional, por intento de asesinar a un rival de otra pandilla, Angel Toj.

La víctima quedó ciega del ojo derecho, cuando Barboza, junto a su compatriota Raymond Figueroa (Domi), atacaron al pandillero el 12 de diciembre de 2015 frente a la discoteca “Roxy” en el Sur de Providence.

Barboza, de 24 años de edad, se declaró culpable en la Corte Superior de Providence de asalto con un arma peligrosa, posesión ilegal de una pistola, disparar un arma de fuego robada y posesión de cocaína.

Figueroa, quien le suministró la pistola a Barboza y estaba en libertad condicional por un caso no relacionado, fue detenido y también acusado por prostituir a su novia menor de edad, por lo que fue sentenciado a cinco años en prisión.

El juez Robert D. Krause distribuyó los 58 años a Barboza en 20 por asaltos, otras dos décadas por disparar con un arma ilegal durante la comisión de un crimen violento y 5 para cumplirlos consecutivamente por violar la libertad condicional y 13 más en libertad bajo palabra.

Un vídeo de vigilancia muestra a Figueroa sacar una pistola calibre .380 “Interarms”, de su Mercedes Benz, que estaba aparcado en el estacionamiento de la calle Mathewson y entregársela a Barboza, que se la colocó en la cintura, mientras los acompañantes observaban.

El vídeo muestra a Toj acercándose a Barboza y a Figueroa en el estacionamiento. Hay un intercambio de palabras. Toj está con los brazos extendidos, mientras Figueroa y otro hombre tratan de empujar a Barboza lejos de la víctima, al parecer tratando de intervenir.

Barboza luego dispara contra Toj en la cabeza. La víctima cae al suelo, mientras Barboza huye de la escena, arrojando el arma a un techo cercano.

Cuando la policía estaba alrededor de Toj, Barboza volvió a la escena del crimen y miró hacia abajo en dirección a Toj, que estaba gravemente herido en el suelo. Barboza se puede ver nervioso en el perímetro de la escena durante varios minutos.

La policía detuvo en Providence a Barboza y Figueroa, que habían sobrevivido a numerosos balazos en 2013 y unos días más tarde, las huellas de Barboza se encontraron en el arma.

Figueroa, de 21 años, admitió en enero un solo cargo de proxenetismo en el supuesto caso de tráfico sexual y fue condenado por el juez del Tribunal Superior Joseph A. Montalbano a cinco años de prisión, con 90 días para servir y el tiempo que queda suspendido con libertad condicional, después de hacer un acuerdo y cooperar con los fiscales para incriminar a Barboza en al intento de asesinato contra Toj.

Otro dominicano que fue detenido está en custodia de inmigración, acusado de posesión de un arma de fuego sin licencia y posesión de un arma de fuego robada en relación con los disparos contra Toj.

Anuncios