El Motín

Experiencia del periodista y biógrafo Manuel Nova con la artista dominicana Ángela Carrasco en la capital de España

Madrid.-Pasó hace meses; coincidió con la participación de la delegación dominicana que asistía a la Feria Internacional de Turismo Fitur 2016 en Madrid, España, para lo cual esta ciudad se viste de gala para acoger lo mas granado del turismo iberoamericano.

Fue en la recepción auspiciada por el Banco de Reservas para los delegados dominicanos, entre ellos el ministro de Turismo dominicano, Francisco Javier García.

La que el cantautor Camilo Sesto había apadrinado en suelo español. Ángela Carrasco en persona.

La alcanzamos a ver rodeada de admiradores. Lucia radiante con su hermosa sonrisa, posando para cuantos selfies le pedían. Era ella, la dominicana de piel canela que había conquistado el mundo con su arte. Su hermosa voz, con las canciones que la hicieron famosa, resonaba en nuestra mente.

Su figura imponente en los escenarios, se desplazaba sobre el océano de la imaginación.

Aceptó posar con nosotros, Manuel Nova, periodista y biógrafo, para un selfie. Ese breve instante pareció una eternidad hermosa y rebosante de alegría. De sus labios, fugas pero rápido, escuchamos algo amplio sobre su vida en España. Regentea una academia donde prepara nuevos talentos para el canto. Sus grandes y negros ojos brillaban de emoción al hablar con un compatriota que, curioso, la indagaba sobre su vida allende los mares.

Si ella era grande antes de que tuviésemos tal experiencia cercana, Ángela Carrasco es ahora monumental para nosotros.