Anuncios
El Motín

Casa Abierta orienta a estudiantes de enfermería, acerca de la manera correcta de abordar a pacientes que usan drogas

Santo Domingo.- Casa Abierta es un referente al momento de abordar la problemática de las drogas en Republica Dominicana, desde una perspectiva, de derecho y salud. En este aspecto por muchos años estudiantes de la carrera de enfermería de la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD, como parte de la asignatura Enfermería Psiquiátrica, visitan Casa Abierta con el propósito de comprender los aspectos fundamentales para tratar a las personas con problemas de adicción con dignidad y respecto.

El psicólogo Juan Raddamés de la Rosa Hidalgo, director ejecutivo de Casa Abierta, facilitó un conversatorio con un nuevo grupo de estudiantes. En su exposición el facilitador empezó por exponer los principales mitos y estereotipos que orientan el pensamiento cuando se habla de drogas, adicciones, delincuencias…Se refirió a otros temas, como la ludopatía, o adicción al juego, como una adicción similar a las adicciones a sustancias. A continuación un breve recorrido por los temas tratados en el conversatorio.

Las drogas ilegales lo son porque son peligrosas, las legales no son drogas.

Al referirse al tema de las drogas legales e ilegales, el facilitador señaló que las sociedades establecen una clasificación arbitraria sobre las sustancias, que minimiza los impactos de unas (alcohol y el tabaco), que son aceptadas culturalmente y se venden de forma legal, frente a otras que son declaradas ilegales y predomina una idea falsa o sobredimensionamiento en cuanto a su impacto y daños sociales. Señaló el alcohol y el tabaco en la mente de la sociedad no se catalogan como drogas, sin embargo son drogas legales y tienen mayor efecto en la sociedad que las drogas ilegales, porque la consumen mayor cantidad de personas, y porque tienen escasas y relajadas regulaciones, especialmente en sociedades como la dominicana.

Considerar que las drogas son ilegales porque hacen daño, es una simplificación del problema que solo conduce a políticas equivocadas. En este aspecto es necesario aclarar que 243 millones de personas o 5.2% de la población mundial uso drogas ilícitas durante al año anterior y de ese porcentaje de usuarios/as de drogas ilícitas, un 10% se clasifican como usuarios problemático de sustancias, es decir que la legalidad o ilegalidad de las drogas no es un indicador de que hagan o no daño. Compartió el dato de que cuando muere una persona por consumir drogas ilegales, por consumir drogas legales mueren treinta personas

Anuncios