El Motín

John Kerry negocia la tregua en Siria, mientras se reanudan los enfrentamientos en Alepo Luego de un domingo de relativa calma, se registraron nuevos bombardeos en la ciudad del norte del país. El conflicto está "en muchos aspectos fuera de control", dijo desde Suiza el secretario de Estado de EEUU

Negocia la tregua en Siria.
El conflicto en Siria está “en muchos aspectos fuera de control”, dijo el secretario de Estado estadounidense,John Kerry, en una conferencia de prensa en Ginebra, a donde viajó para intentar salvar la tregua instaurada dos meses atrás en el país gobernado por Bashar al Assad.

Después de reunirse con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, Kerry señaló que están preparando “un sistema de control del alto el fuego mucho mejor” y agregó que “habrá personal adicional trabajando en Ginebra, las 24 horas del día, los siete días de la semana“.
De Mistura, que sostendrá un encuentro en Moscú con el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, indicó que se necesitaba “voluntad política” para llevar el proceso a cabo.
Rusia, aliado del régimen de Al Assad, anunció el domingo que se estaban llevando a cabo negociaciones para conseguir detener los combates en la provincia de Alepo, tras los llamamientos de los Estados Unidos a cesar los bombardeos.
Sin embargo, y mientras el secretario de Estado estadounidense seguía en Ginebra, la ciudad siria de Alepo volvió a ser bombardeada este lunes. Tras un día relativamente tranquilo el domingo en los barrios del este la ciudad, controlados por los insurgentes, se reanudaron los ataques después de la medianoche, según la agencia de noticias AFP.
Lo que pasa en Alepo es una vergüenza. Es una violación humanitaria, es un crimen”, afirmó este lunes el ministro saudita de Exteriores, Adel Al Jubeir, antes de reunirse con Kerry. Acusó también al régimen sirio deviolar “todos los acuerdos” que sustentan el proceso de paz.
Más de 250 civiles, incluyendo unos 50 niños, murieron desde que se reanudaron los combates el pasado 22 de abril, en bombardeos de las fuerzas de Bashar al Assad y de los rebeldes, violando así la tregua que entró en vigor el 27 de febrero.