El Motín

Venezuela enfrentan apagones

Caracas,  Venezuela.- A las penurias que padecen los venezolanos por la desbordada inflación, la escasez de alimentos y la creciente delincuencia se ha sumado otra: el racionamiento eléctrico.

En la mayor parte de Venezuela, con excepción de la capital y otros cuatro estados, se comenzó a aplicar el lunes un plan de cortes de cuatro horas diarias por 40 días para hacer frente a la sequía en el embalse que alimenta el mayor complejo eléctrico del país.

Para muchos venezolanos el “plan de administración de cargas” no representa ninguna novedad debido a que desde semanas enfrentan apagones frecuentes que las autoridades atribuyen a fallas puntuales en las instalaciones, pero que según los analistas responden a racionamientos. Los habitantes de la humilde barriada de El Calvario en el municipio de El Hatillo, a las afueras de Caracas, decidieron el sábado cerrar con vehículos, motocicletas y bolsas de basura todas las vías de acceso al lugar en protesta por un apagón de casi 29 horas.

Apostada en medio de la calle y al grito de “Queremos luz”, Karelis Aristiguieta, una joven universitaria, y varias decenas de vecinos cerraron por más de cinco horas todos los accesos a El Hatillo, una zona turística que las autoridades exceptuaron por el momento del plan de racionamiento.

“Esto es horrible. A todos los problemas que tenemos por la escasez, los precios que están por las nubes, se suma ahora la falta de luz”, afirmó indignada Aristiguieta al relatar que debido al prolongado apagón perdió la leche del tetero de su nieto y algunos alimentos que tenía en su modesta nevera. Agregó que “todo se nos ha dañado. Me da dolor y rabia porque ahora cuesta mucho conseguir los alimentos que están tan caros y no se consiguen”.

AP