Anuncios
El Motín

Manny Pacquiao tumbó dos veces a Bradley y se llevó la pelea

Manny Pacquiao demostró que aún tiene mucho corazón y boxeo para repartir.

Sin un título en juego, el filipino se impuso el sábado a Tim Bradley por decisión unánime en lo que fue el tercer combate entre ambos pugilistas.

Los 14,665 asistentes del MGM Grand de Las Vegas terminaron de pie ovacionando al excampeón tras concluir el último episodio.

Los jueces del pleito vieron al filipino imponerse 116-110 en las tres tarjetas.

Tras el primer round que fue más de reconocimiento que acción, el filipino se vio más agresivo en el segundo episodio sin conseguir conectar un golpe que dañara a Bradley.

Sin embargo, en el tercer episodio en un intercambio de golpes, el estadounidense sacó la mejor parte.

A partir de ahí Pacquiao tomó control de la pelea y se vio más agresivo. Inclusive en el quinto episodio cuando Bradely tuvo al filipino contra las cuerdas, Manny supo salir y dominar el último minuto del round para llevárselo y en el sexto mostró su poder.

Fue un aviso de lo que vino en el séptimo episodio. La estrategia de Manny, esperar y contragolpear a Bradley rindió fruto. Una combinación de Pacquiao que terminó con un gancho de derecha, y entre lo que pareció un resbalón, fue contado como nocaut en favor del filipino, ampliando la ventaja que tenía hasta el momento.

Fuente: eldiariony.com

Anuncios